MercoPress, in English

Domingo, 19 de noviembre de 2017 - 01:02 UTC

Capturan en Italia ex-jerarca de Banco do Brasil involucrado en el 'mensalao'

Jueves, 6 de febrero de 2014 - 07:11 UTC
La captura de Pizzolato fue posible gracias a un esfuerzo conjunto de las policías brasileña e italiana La captura de Pizzolato fue posible gracias a un esfuerzo conjunto de las policías brasileña e italiana

Capturan en Italia a un ex director del Banco do Brasil prófugo de la Justicia desde noviembre. Henrique Pizzolato estaba condenado por lavado de dinero y corrupción durante su labor al frente de la mayor entidad financiera pública y deberá cumplir una pena de 12 años y 7 meses en prisión.

 Pizzolato había sido condenado por lavado de dinero y corrupción al frente del mayor banco público de Brasil en el llamado “juicio del siglo” (Mensalao), junto a ministros y funcionarios del gobierno del ex presidente Lula da Silva. Sin embargo, el ex director bancario, sentenciado a 12 años y siete meses de prisión, se había fugado a Italia dos meses antes de que se conociera la condena.

La captura de Pizzolato fue posible gracias a un esfuerzo conjunto de las policías brasileña e italiana, informó en una ronda de prensa el ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo.

Después de ser incluido en la lista de Interpol a pedido del gobierno brasileño, la policía italiana lo detuvo en una propiedad de su sobrino ubicada en la ciudad de Maranello, al norte del país.

Según detalló la Policía Federal, el detenido, que posee las nacionalidades italiana y brasileña, usaba un pasaporte con el nombre de su hermano, Celso Pizzolato, fallecido en 1978.

Dos meses antes de que libraran la orden de detención, Pizzolato se fugó de Brasil a través de territorio argentino, desde donde tomó un vuelo que lo trasladó a Madrid y desde allí finalmente se fue a Italia.

En el juicio, el ex director del Banco do Brasil fue acusado de crear una contabilidad paralela para pagar sobornos a legisladores del Partido de los Trabajadores a cambio de sus votos entre el 2003 y el 2005.

De acuerdo con la sentencia de la justicia, Pizzolato autorizó el traspaso de dinero desde el banco hacia una agencia de publicidad que fue la encargada de distribuir el dinero de los sobornos.

Por su parte, el ministro de Justicia informó que el Gobierno hará las gestiones necesarias para obtener la extradición.

“La detención se hizo a pedido de Brasil. Si Italia considera que los delitos que cometió en Brasil también lo son en Italia, entonces puede conceder la extradición. Pero ese es un procedimiento en el que la documentación debe llegar por canales diplomáticos”, explicó el oficial italiano de enlace en Brasil, Roberto Donati.

Luego de decretada su prisión, la defensa de Pizzolato hizo pública una carta en la que el ex director bancario declaraba que pretendía “solicitar un nuevo juicio en Italia, ante un tribunal no sometido al dictado de los medios de comunicación”.

El argumento coincide con el esbozado por el diputado del PT Joao Paulo Cunha el día martes, cuando la Justicia dictaminó su detención por el mismo caso. Cunha habló de “farsa” y “show mediático”, al tiempo que acusó a la prensa de usar el caso para “atacar al PT y a sus líderes”.

Entre los condenados en el juicio junto a Pizzolato, figuran también el ex ministro jefe de Gabinete de Lula, Jose Dirceu, el ex presidente del PT José Genoino y el ex tesorero del Partido Delubio Soares, quienes se entregaron a la policía en noviembre, luego de que la Justicia dispusiera su detención.

Categorías: Política, Brasil, Internacional.