MercoPress, in English

Lunes, 22 de octubre de 2018 - 19:40 UTC

NASA develó misterio de la “ciudad de las luces” en el Atlántico sur

Miércoles, 13 de noviembre de 2013 - 19:43 UTC
La captura del calamar Illex es atraído por potentes focos de los poteros (Foto NASA) La captura del calamar Illex es atraído por potentes focos de los poteros (Foto NASA)

En una nota aparecida en el sitio web de la agencia espacial norteamericana, escrita por el Editor en Jefe de NASA Earth Observatory, se explicó la misteriosa “ciudad luz” que aparece en un mapa satelital nocturno de la Tierra y que tuvo a los expertos intrigados por meses: se trata de más de cien 'poteros' a la captura del calamar Illex Argentinus, muy abundante en la zona.

 La publicación detalla que en diciembre de 2012, el Centro Nacional de Datos Geofísicos de la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera de EE.UU. (NOAA) y el Observatorio Terrestre de la NASA dieron a conocer un nuevo mapa de la Tierra tal y como aparece de noche.

Elaborado con los datos del satélite Suomi NPP, este mapa de luces nocturnas ofrecía una claridad y una resolución sin precedentes, y mucha más sensibilidad a la luz. Tanta, que el resultado ofreció algo muy raro en la costa de Argentina: una “ciudad de luz” en el medio del Océano Atlántico Sur, entre 300 y 500 kilómetros mar adentro de territorio argentino.

No existen asentamientos humanos en ese lugar, ni incendios ni pozos de gas. ¿Qué era entonces? Se trata de barcos de pesca en alta mar, iluminados en la noche. Los mismos se agrupan a lo largo de líneas invisibles: el borde submarino de la plataforma continental, la corriente de las Malvinas rica en nutrientes, y los límites de las zonas económicas exclusivas de la República Argentina y las Falklands/Malvinas, donde barcos de otros países no pueden pescar.

Esos pescadores nocturnos están a la captura del Illex argentinus, una especie de calamar de aleta corta, el segundo más pescado en el mundo. El calamar se encuentra a lo largo de decenas de cientos de kilómetros desde la costa de Río de Janeiro hasta Tierra del Fuego.

El calamar se concentra en esa zona porque hay una gran cantidad de fitoplancton, organismos de los cuales se alimentan el zooplancton y los peces, que luego se convierten en alimento para el Illex argentinus. Al trabajar en estas áreas, los pescadores iluminan el océano con potentes lámparas que atraen el plancton, los peces y el calamar sigue a sus presas hacia la superficie, donde son más fáciles de capturar.

Los barcos pueden llevar más de un centenar de estas lámparas y generar hasta 300 kilovatios de luz por barco. Oficialmente, unos 100 barcos reciben permisos cada año para trabajar la pesquería del calamar, pero las imágenes de satélite indican que hay muchos más en la zona.

“Las imágenes de satélite son una herramienta para comprender lo que está sucediendo con la pesca, especialmente en aguas internacionales”, afirma Ezequiel Cozzolino del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero en Argentina.