MercoPress, in English

Lunes, 11 de diciembre de 2017 - 19:16 UTC

CFK insiste en la soberanía argentina sobre las islas Malvinas

Domingo, 4 de octubre de 2009 - 07:36 UTC

Cristina Fernández insistió ayer en que la recuperación de las Malvinas “debe ser una lucha inclaudicable” para la Argentina, al despedir a familiares de caídos en la guerra de 1982 que viajaron a la isla para un acto de homenaje.

"Un día de este siglo un presidente argentino va a ir a rendir homenaje a sus muertos en nombre de los derechos legítimos que tenemos sobre esas islas. No pueden existir enclaves coloniales en pleno siglo XXI", dijo la mandataria, quien saludó a los familiares en el aeropuerto de la ciudad de Río Gallegos, en el extremo sur de Argentina.

 

"Es imprescindible que se cumplan las resoluciones de las Naciones Unidas", afirmó Fernández, quien volvió a reclamar que el Reino Unido acepte "sentarse a negociar la soberanía" de las islas.

"Ustedes no solamente van a ver a sus muertos, sino a los muertos de todos. Quiero que vayan con mucha fuerza y que sepan que hay 40 millones de argentinos que les rinden homenaje junto a ustedes", destacó la presidenta al despedir a los familiares en la estación aérea de Río Gallegos, a unos 700 kilómetros de las islas.

Acto en las islasFalklands/Malvinas

Familiares de soldados argentinos muertos durante la guerra del Atlántico Sur de 1982 contra Gran Bretaña viajaron ayer a las Islas Malvinas donde inauguraron un cenotafio y participaron en una misa en honor a los caídos.

En los monitores del aeropuerto se leía, en tanto, "LA 993 Las Malvinas son Argentinas. Buen vuelo. Gracias". La delegación, que llegó a las 9:30 locales al aeropuerto de Mount Pleasant, en Malvinas, visitó luego el cementerio de Darwin, donde están sepultados 230 soldados argentinos muertos en la guerra insular, en la que el país suramericano fue derrotado por las fuerzas británicas.

Los familiares inauguraron en ese cementerio una tumba sin cuerpo (cenotafio) en memoria de los caídos, y participaron en una misa en recuerdo de las 649 víctimas mortales argentinas del conflicto bélico.

En la guerra, de 74 días, murieron también 255 británicos.

El "viaje humanitario" se realizó en virtud de un acuerdo entre la presidenta Cristina Fernández y el premier británico Gordon Brown, y se repetirá el sábado próximo.

Por la mañana, habían acompañado a la presidenta argentina el canciller Jorge Taiana y otros miembros del gabinete nacional, el obispo de Santa Cruz, Juan Carlos Romanín, y el ex jefe del Ejército teniente general (R) Roberto Bendini, entre otras personalidades y autoridades.

Excombatientes y militantes oficialistas también se habían sumado a la despedida matutina. EFE

Categorías: Política, Argentina.