MercoPress, in English

Miércoles, 19 de diciembre de 2018 - 11:33 UTC

Lula calificó al G-8 como un “club de amigos” y reclama disolverlo

Lunes, 21 de setiembre de 2009 - 13:19 UTC

El presidente de Brasil renovó las críticas al denominado Grupo de los 8 que reúne a las principales potencias. “Ya no existe ningún motivo para mantenerlo”, remarcó.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, considera que el G20 es el foro correcto para buscar soluciones a crisis internacionales y que el G8 es un "club de amigos" caduco.

"Ya no existe ningún motivo para mantener el G8. Es algo así como un club de amigos que se reúnen de vez en cuando pero que ya no tienen el poder de hace treinta años. Hoy en día ya no tienen sentido reuniones sin China, la India, Brasil, Rusia, o sin África y México", dice Lula en una entrevista que publicó hoy el diario alemán Handelsblatt.

A pocos días de que comience la cumbre del G20 en Pittsburgh (los EEUU), el presidente de Brasil sostiene que cuantos más países discutan un problema, antes se encontrarán compromisos con los que se sientan vinculados todos.

Respecto a la cumbre del clima en diciembre en Copenhague, en la que se debería fijar un tratado de reducción de gases de efecto invernadero que sustituya al Protocolo de Kioto, Lula confía en un acuerdo, a la vista de que empieza a haber movimiento en el debate.

El presidente brasileño dice en la entrevista que a comienzos de octubre tiene previsto visitar algunos países como Alemania o los Estados Unidos con el objetivo de sondear las posibilidades de buscar una posición común, "pese a ser de otra opinión que los países ricos".

"Estamos dispuestos a discutir sobre objetivos (de reducción de emisiones) fijos, pero esos objetivos tienen que guardar relación con el porcentaje de contaminación de cada país", subraya.

Lula confía en que finalmente se podrán superar las diferencias que todavía dividen actualmente a los países ricos de los pobres y emergentes, y que en Copenhague se encontrará un "buen acuerdo".

"Espero, no obstante, que países como los Estados Unidos, que hasta ahora ni siquiera han firmado el Protocolo de Kioto, se atengan luego a ese compromiso", concluye

Categorías: Política, Brasil.