MercoPress, in English

Martes, 24 de octubre de 2017 - 02:13 UTC

Argentina: campaña electoral sucia y judicializada

Miércoles, 10 de junio de 2009 - 15:57 UTC

Las elecciones legislativas argentinas del 28 de junio han pasado en pocos días de la apatía a la polarización, la crispación y la judicialización.

Francisco de Narváez no acudirá hoy ante el juez que le citó para declarar en una causa por tráfico de efedrina. La oposición acusa a Néstor Kirchner de tratar de influir en la justicia.

 El magistrado investiga a Francisco De Narváez por las llamadas recibidas en el móvil de uno de sus empleados desde un teléfono del llamado "rey de la efedrina", Mario Segovia, en la actualidad detenido. De Narváez presentó el escrito luego de que se detectaran llamadas a Segovia desde uno de los numerosos teléfonos celulares a su nombre, que según él son utilizados por 379 empleados de sus empresas.

Néstor Kirchner le ha pedido a si principal rival, Francisco de Narváez, que deje de "victimizarse": "Cuando alguien del oficialismo es citado por la Justicia, es investigado. Cuando alguien de la oposición es citado, es perseguido. Terminemos con esta cuestión corporativa".

"Que dé un ejemplo cívico y republicano", exigió Kirchner ya que "Sería inédito y obsceno que se deje de administrar justicia porque hay elecciones". Incluso, confesó que "Es lamentable. A mí me han denunciado 73.500 veces...Más que victimizarse o tratar de buscar un rédito político tiene que ir a hablar ante la Justicia".

Francico de Narváez ya ha decidido que recusará al magistrado y no se presentará a declarar hoy en los tribunales federales: "Vamos a recusar al juez porque no me voy a prestar a un show mediático". El jefe del bloque PRO de diputados nacionales, Federico Pinedo, ya presentó ante el Consejo de la Magistratura un pedido de "juicio político por mal desempeño" contra Faggionatto Márquez. Mauricio Macri, aliado de Narváez defendió a su socio: "Huele a maniobra del oficialismo, presionando al juez para que produzca noticias que conmuevan al electorado a pocos días de la elección".

Francisco de Narváez ha denunciado "una injerencia desmedida por parte del kirchnerismo casi condicionando la actitud de muchos jueces" y aseguró que "No me voy a dejar arrastrar al barro, no voy a dejar que se trate mi nombre así, ni tampoco voy a dejar, en defensa de los millones de argentinos que hoy estoy representando, que se nos ataque de esta forma". Para el candidato peronjista disidente "hay una predisposición malintencionada para perjudicarme. Por la conducta y antecedentes de este juzgado, que armó casi con un show mediático, pido que se traslade a otro juzgado".

De Narváez encabeza la lista de la alianza en la provincia de Buenos Aires entre peronistas disidentes (Felipe Solá y el propio Narváez) y el partido de Mauricio Macri, muy fuerte en la Capital Federal. La encuesta de La Nación del domingo colocaba por primera vez a De Narváez por encima de Néstor Kirchner. Infolatam

 

Categorías: Política, Argentina.