MercoPress, in English

Viernes, 14 de diciembre de 2018 - 10:14 UTC

Primer Ministro británico Gordon Brown ordena retiro de sus tropas en Irák

Viernes, 1 de mayo de 2009 - 08:49 UTC

Gran Bretaña puso fin a las operaciones de combate en Irak, un mes antes de lo previsto y seis años después de la invasión a ese país árabe.

Según se informó, la retirada de los 3.700 soldados que están en Basora, en el sur de Irak, se acelerará en los próximos días.

En tanto, el general británico al cargo del contingente, Andy Salmon, entregó el mando al general estadounidense Michael Oates, en presencia del ministro de Defensa, John Hutton, y otros funcionarios militares.

Tras el traspaso de poder, el sur de Irak será supervisado por una división multinacional.

El acto se llevó a cabo luego de un homenaje a los 179 militares británicos que han muerto desde la invasión de Irak en marzo de 2003.

Gran Bretaña puso fin a una de sus operaciones militares más prolongadas en el extranjero, de 2.232 días, más larga que las dos Guerras Mundiales juntas.

Se informó que a partir del próximo mes permanecerán en Irak unos 400 militares, aunque sólo dedicados a tareas administrativas y al entrenamiento de las fuerzas navales iraquíes.

Tras el fin de la retirada, el primer ministro británico, Gordon Brown, prometió abrir una investigación sobre los motivos que condujeron a Gran Bretaña a apoyar al ex presidente estadounidense George W. Bush en la decisión de invadir Irak

Categorías: Política, Internacional.